sábado, 30 de julio de 2011

El Abrazo

El que empieza no siempre termina
Pero el que termina
Alguna vez
Empezó /
A cultivar sus frutos
Sus pasiones
A no pensar más en el
Tiempo /
Corre como quieras
Sé que no detendrás la fuerza
De esta magia /
De esas que transforman
La vida constantemente
En un sin fin de aventuras
Hermosas /
Como las palabras
Que nacen de la luz
Para hacer el mundo
Más bonito,
Sin mentiras /
Con exageraciones
Que convierten esa pequeña historia
En una gigante,
Cambiando el rumbo
Que nos encuentra
Creando amor.   





De, con y para los abrazos de Martina 

martes, 19 de julio de 2011

Carta a Nati

Amiga,
te extraño
te recuerdo
te abrazo
te sueño 

nos encontramos
soñando despiertos
despertando sueños
somos más que uno,
siendo uno, más que muchos.  

si uno es lo que siente
sentir es lo más genuino de uno, es crearse, revelarse como una foto, 
la imagen es tomada una vez y para siempre queda en el papel
si uno lo desea, puede romperla en mil pedacitos, quemarla o tirarla a la basura  
sin embargo la imagen quedará grabada en el recuerdo, 
huellas imborrables, 
son imposibles de olvidar.

Estamos configurados de recuerdos
constituidos de momentos pasados
sentimientos propios que construyen el futuro.

si hay algo que pasó,
adelante, que esto sigue
haciendo uso de la imaginación

La razón ya fue creada, es del mundo de los otros, 
nos pueden querer imponer qué y cómo pensar, 
qué y como hacerlo;
pero jamás lograrán imponernos qué o cómo sentir, 
eso es nuestro y de nadie más, 
somos nosotros
eso que sentimos,
esos que sienten, somos nosotros...




jueves, 7 de julio de 2011

Entrevista a Sara Hebe

El RAP es mi forma de hacer política”



Sara Hebe es una cantante chubutense, oriunda de la ciudad de Trelew, que hoy es la revelación de la escena hip-hopera porteña. Su estilo rebelde con letras agitadoras, acompañadas de bases con poderosos ritmos que incitan al movimiento, son características que identifican su música y personalidad. Con su primer disco: “La hija del loco” lleva varios kilómetros recorridos por Argentina y otros países de Latino América. Antes de su presentación en Córdoba, Sara le dio una entrevista al trotamundos, vía chat, en la que relató no solo su historia y sus proyectos, sino también su forma de ver y sentir el mundo. 
  
Por el Trotamundos

Son las cuatro de la tarde de un jueves soleado, hacía mucho que no hablábamos. Ella, la entrevistada, se encuentra en su casa de Villa Crespo, Buenos Aires, Capital Federal,  está sentada, en completo silencio, frente a un monitor. Del otro lado, a más de 700 kilometros de distancia, frente a otro monitor, en una casa blanca de barrio jardín, Córdoba, está el entrevistador escuchando Protection de Massive Attack.

¿Siempre escuchaste rap y te moviste en el ambiente del hip-hop?
No, mis influencias vienen más del rock and roll. Al primer recital que fui en mi vida fue de Charly García en Trelew. Además escuchaba mucho “los redondos”, Intoxicados, Viejas Locas y sobretodo al “Pity” (Álvarez), que me sigue gustando.
Igual ahora escucho mucho rap, me gusta la Mala Rodriguez, Lola de KMK Crew, Mucho Muchacho (de Barcelona), Salvaje decibel (chile) y Sergio Sandoval que me parece un muy buen rapero de acá, de Argentina. 

¿Qué hacías antes de ser cantante?
Hice teatro, en la academia de Norman Brisky en el teatro Caliban.
¿Y como llegaste a hacer rap?
Por la danza, bailaba hip-hop y dance-hall; también por el teatro, estaba en una obra que tenia una canción y yo la hice con una base de rap, además me marcó de piba haber escuchado a los Beasty Boys.

Se habla de tu contacto con la escena reggae, con el hip-hop, el dance-hall y el rap. pero vos ¿como definís tu estilo?
Rap, soy rapera. A veces uso otras bases, no tan hip-hoperas, voy matizando entre el dance hall, el reggae y otros estilos que surgen, pero yo hago rap.

Una pregunta que siempre quise hacerle a un rapero es: ¿Porqué hay tantos temas que hablan de Dios, por donde viene la cuestión de la religiosidad?
Hay muchos raperos cristianos, creyentes y con mucha fe. El rap surge de los barrios bajos, surge de los suburbios y creo que en esos lugares es donde hay más personas con fe, más gente creyente.
Yo soy clase media y atea, o sea… De todas formas creo, pero no en un Dios, sino en la naturaleza.

Tu disco “La Hija Del Loco” ¿Dónde lo grabaste y Porqué lleva ese nombre?
El disco fue una producción independiente, realizada en Buenos Aires y salió en el 2009. Lo grabé en Ciudad Evita, con la ayuda de mi amigo Mariano Costas, el hace música, tiene su banda y me re hizo la onda.    
Le puse ese nombre porque a mi viejo, en Trelew, le dicen y lo conocen desde siempre como “El Loco”, y a mi me flasheaba cuando me decían así: “La hija del loco”.

Estuviste presentando el disco en el interior, viniste a Córdoba, fuiste a Catamarca y a Tierra del Fuego entre otras provincias; pero ¿cómo llegaste a Venezuela?
Llegué básicamente porque tenía ganas de ir y justo le pregunte a Karen Pastrana (Actitud María Marta) qué onda, ella me dijo que me comunicara con la gente de Hip-Hop Revolution y junto con Manuel Cullen de Rimas Rebeldes me contactaron. Les mostramos lo que hago y justo se estaba por realizar la quinta cumbre de hip-hop en Venezuela, les gustó y me invitaron. Fue lo mejor, y lo que mas quiero es viajar e ir tocando por Latino América. 

En tu disco hay varios temas con un marcado compromiso social, y otros más poéticos. ¿Crees que la música tiene, o tiene que tener, compromiso político?
Creo que si, sobre todo el rap, que surgió por eso y para eso, me parece que hay que respetar su origen; además es un estilo de fuerza, con rabia, es para denunciar y opinar. El rap es mi forma de hacer política, de dar mi opinión. Tampoco todos mis temas son sobre política o de protesta, otros son de amor o de desamor o de lo que sea, pero siempre hablo de lo que está pasando.

¿Cuál es tu opinión en base a la gestión y posible re-elección de Mauricio Macri como jefe de gobierno porteño?
Pienso que es muy importante no votarlo, que no gane, porque es lo peor para la ciudad, ese tipo es un fascista. De todas formas muchos porteños son muy caretas y fachos, otros no, claro, pero por algo ganó una vez y si llega a ganar de nuevo espero que se pudra todo, entonces yo voy a estar ahí pudriéndola.
Ahora no creo en nadie, en nadie. Pero se que voy a aliarme a los frentes que están en oposición al fascismo y a la derecha. Lo que me molesta de este momento político es la polarización extrema. Es decir, me molesta que se criticás ya te tildan de clarinista o de derecha; yo represento los matices, los grises, no hay buenos ni malos, hay contradicciones. Es todo muy futbolero en este país y esta bien, yo que sé, pero paren un poco, CARETAS!

Estas grabando tu próximo disco ¿Con cual artista te gustaría grabar un tema o también, porqué no, compartir un escenario?
Con el “Pity” Álvarez, por que él es real, canta la posta, hace rock and roll y rap, el sueño. En vivo hago un cover suyo (“una vela”).
También me fascinaría grabar con Mucho Muchacho, con La Mala y con muchos otros. Ahora estamos haciendo un tema con Karen Pastrana de Actitud María Marta, lo cual es un honor para mí por que ella es una referente del rap a nivel latinoamericano.   
Al disco lo estoy grabando con mi amigo Ramiro Jota en Villa Crespo y calculo que a principios del año que viene va a estar en la calle

Este sábado tocas acá ¿Qué te gusta de venir a tocar en Córdoba?
Si, voy a tocar en SANTERA, que es una fiesta dedicada a la música bailable y que le da espacios a otros sonidos como el hip-hop. Es una fista que comenzó a hacerce en Niceto pero que trasciende los espacios porque se está haciendo ahora en Córdoba y esperemos que en muchos lugares más.
Córdoba es lo máximo, su gente, sus calles, su cultura. Además tengo muchos amigos allá, viví en Córdoba cuando estudiaba abogacía, es parte mi pasado oculto, jajajajaja.
Jajaja, todos tenemos uno, ¿Renegas del pasado?
Mmm… no, no reniego del pasado, ni de nada, he tenido mucho suerte, por llamarlo de algún modo, pero si me arrepiento de muchas cosas. Voy un poco en contra de la frase: “No me arrepiento de nada”, o sea… ¿Tan perfecto sos? Jijiji. Yo me arrepiento de un par de errores cometidos, vos no?
De algunos, pero de otros errores estoy orgulloso!!! Para mi decidir es ser libre, como una mujer podría decidir ser madre o no, por dar un ejemplo…
¿Vos donde crees que está la libertad?
La libertad está en poder expresarse, en poder decir, en poder hablar sin ser censurado y también de poder hacer que ese mensaje, que uno tiene para expresar, llegue a sus destinatarios. Porque lo que pasa es que si no estas con tal o cual partido o empresa no te pasan en ningún lado y solo te escuchan cinco o seis. Igual quizás sea mejor que te escuchen cinco o seis piolas que veinte mil gatos, por que yo represento a las minorías.

¿Que es lo que te inspira a la hora de componer, o de donde vienen tus letras?
Me inspiro y me alimento de lo que veo, de lo que escucho, de las generaciones nuevas, la evolución está en los más chicos, en los jóvenes. El sufrimiento es lo que más me mueve a escribir, el mío, el que veo y siento a mi alrededor, el hambre, la tristeza, el frío, el amor, el odio. :/
Mi sueño es que ninguna persona muera de hambre, de frío o por bestialidades policíacas o del Estado. Que la autoridad no exista más, creo que es posible vivir sin gobierno, organizándonos de otras maneras. 



Para más info y música de Sara Hebe entrá a:


http://www.facebook.com/pages/SARA-HEBE/174002315954948





martes, 28 de junio de 2011

Mirar

¿De qué hablaban tus lágrimas
zambulléndose en el océano de mi pecho?


Cuando se logra mirar, intensamente,
Sin ojos, sin luz,
Se puede alcanzar un punto máximo de visión
Donde no hace falta ver
/ni pensar
Allí se encuentra el alma
/intangible, invisible
Allí se esconde la esencia
/que se busca y se espera
/siempre.


Mirar más allá
/de lo que se muestra
En esas máximas irrefutables
Que naturalmente
Llamaron verdades
Alimento lógico del “orden”
Orden cual desordenadamente engorda
Las causas de las miserias
Más alimentadas.


Mirar más allá
/de lo real
/de la realidad corrompida
Por sus fabricantes
Escultores del terror
Profetas de la inacción
Dueños del papel /no así de la pluma
Artífices del moralismo /artificial
                                      /desmoralizante.
Jaulas para el animal
Tijeras para los vuelos.


Mirar más allá
/del calendario
Con narraciones constantes
De historias oficiales
Contadas por el vencedor;
Cómo una cámara de fotos
Intenta retratar
El futuro
Sin tener presente
Cámara sin rollo /sin tarjeta de memoria


Mirar más allá
/de si mismo
Del ombligo
Que se ensancha desparejo
                           /veloz
Hasta absorbernos al vacío
Del mundo indiferente.
Tan lejano / tan cercano.


Mirar más allá
/de la violencia silenciada
/de la pasividad que hace ruido
/de lo masivo solitario
/de la riqueza y la pobreza
/de lo efímero, de la materia
/de lo bueno, lo malo, lo negro, lo blanco, lo puto, lo macho
/de los días y las noches


Mirar más allá
/del miedo al reloj
Que se hace tarde
Que es peligroso
/el dolor / el perder,
La angustia de no poder
De no entender
De querer y no saber
De saber y no querer.   


Mirar más allá
/no hace falta ver
El fuego para quemarse
Con el deseo
/arder
/la imaginación,
Con lenguaje de poeta
De albañil o costurera
/sin peros
/sin ataduras
Sin más que un latido
Que lucha y se esfuerza por decir:
Mirar más allá es
/primero /mirar más acá.




jueves, 9 de junio de 2011

Breve relato con aroma a Olivo.

Perfumada por la luna y con textura de mujer, creció entre atardeceres riojanos. De la tierra regada con horizontes montañosos, cerca de cactus y no muy lejos de los andes, el campo de olivos se encuentra alambrado y a su alrededor, mezclándose con el paisaje, unos carteles corporativos se camuflan como gigantes camaleones entre tonalidades marrones y verdes.
Ella pasa los días silbando a lo bajo, tomando color y forma junto a sus hermanas, colgada del racimo más alto, bailando el susurro del viento, tomando sol norteño, deseando ser madre, semilla que brota y da a luz. La siesta habla en silencio cuando el zonda trae un pardo sentimiento.
Ernesto trabaja para la cosecha, cinco hijos, y un humilde rancho, extraña el sonido de la lluvia, todos los días se acuesta temprano para madrugar el alba siguiente; por las mañanas busca agua y por las tardes, mientras canta una vidala, recolecta las mejores, las seleccionadas finas de exportación.
Su deseo, como el de tantas otras, es no ser enfrascada, vendida, comida ni defecada; parte de la cadena alimenticia, productiva y despiadada.
El hombre piensa en su futuro, pero se detiene en el presente. Siente los besos de su mujer, los abrazos de sus hijos, el amor aimogasteño, lo mucho que trabaja, lo poco que tiene y sin embargo una sonrisa ancestral invade su rostro.
Mientras la mira, piensa que es perfecta (ella también lo mira a él), que nunca vio ninguna igual (nunca antes había visto una sonrisa). La saluda con el cariño propio de las facciones curtidas, cachetes pincelados por la puna, manos de pueblo que desea, sufre y goza. Ernesto, en un gesto con el cuerpo, le da gracias a la primavera, luego toma la olea con sus dedos: pulgar e índice la sostienen para desprenderla con la fuerza que solo nace del espíritu y las entrañas; al mismo tiempo ella se suelta, se deja llevar, fluye libremente rumbo al otro lado de lo conocido, cierra sus poros y abre la carne de su frutal hermosura. A pesar de su pequeño tamaño la sostiene con ambas manos, la observa como se contempla al amor enamorado, la besa con la historia, la abraza con la leyenda y recuerda a su abuelo hacer lo mismo, suspira… Lentamente come una mitad de su cuerpo y a la otra mitad la entierra con cuidado, cubriéndola de hojas en el suelo.
Ella dice adiós con el sueño cumplido, yace con medio carozo desnudo, se marcha intacta de felicidad y tristeza, quién sabe donde y hasta cuando.  
Al despedirse, mientras canta otra vidala, el hombre camina llenando la canasta de aceitunas que después serán enviadas a Buenos Aires, donde serán envasadas y luego embarcadas a otros mundos, donde el verde no representa la paz, ni la paz es verde…




martes, 31 de mayo de 2011

PoesíA I

Y por mucho que nos pese,
Tirándonos al piso
Comiendo del barro,
Elevándonos a las nubes
Con brillo en los ojitos,
O aunque no podamos evitarlo,
Enojándonos con las palabras
Que sentimos y no pensamos
Que pensamos sintiendo
Y a veces decimos,
La poesía
Inevitablemente hable del amor;
Belleza máxima ineludible
Grito lumínico de la oscuridad
Búsqueda desesperada
Giro del mundo
Escape sin escapatoria,
La primavera fue demasiado corta
Y estábamos haciendo nuestra revolución.
El verano ligero, profundo
Que nos encontró soñando
Se esfuerza por despertar al otoño,
Reencarnación del sudor
De los trajes de baño,
Volando con alas nuevas
En un sentido desconocido/elegido;
Las olas que no se ven
Siguen rompiendo lejos de la costa
En las invernales imágenes
De nuestros poetas suicidas
Caminantes de soles en días nublados
De un coraje inexplicable,
Sin olvidar nada
Seguimos hacia adelante. 



sábado, 28 de mayo de 2011

Del conocer

Rompamos la lógica
Trituremos sus estructuras
Descuarticemos la formula única

El sujeto moral ha muerto
Lo ha ejecutado
Un ser liberado
Como un artista ensangrentado
Comunicando para un costado

Allí donde nadie ve
La noche se hace cuerpo
Vaciando el conocimiento

Tus razones objetivas
Tus leyes universales/verdades naturales
Todas aborrecidas
Por nuestro temblor
De amor alucinante/libertad constante

Es nuestra la hora
Del conocer a sentir
Hemos llegado

Nada podrán hacer
Los fabricantes de mentiras
Ni sus cómplices engañados
Ya no hay cruz que los salve
Ni revolución que los alivie

Allí donde nosotros vemos
Las verdades son cuerpos
Lenguajes por conocimientos




jueves, 26 de mayo de 2011

Ventanas I (mujeres)

El cuerpo
     Ventana
                   Del tiempo

Corazones abiertos
Iluminan miradas,
Ciudades saturadas
En el mundo de los otros

Personas ventana
Retratos del tiempo
La luz – el cuerpo

Venciendo fantasmas
Las lunas resplandecen,
Con huellas convencidas
Los muros se vencen 

Ventana que vuela
Corren nuevos tiempos   
Saltan sus cuerpos

Ni olvido de cuentos
Que no te los cuenten
Que te los encuentres
Entre los vientos

El tiempo
    Ventana
                  Del cuerpo

Un grito en común
Reflejo de algún gigante
La lucha constante
Utopías, amor y arte

Salto del cuerpo
Ventana forjada
Escrita en el tiempo




A las ex/presas políticas
que se fugaron del
 hoy paseo del buen pastor



viernes, 29 de abril de 2011

Abrumadoramente

A
Abruma
Abrumad
Abrumado
Abrumador
Abrumadora
  Bruma
    Ruma
      U
        Mador
           Adora
           Adorame
              Do 
              Dora
              Dorame
               Órame
                Ora
                 O
                     Me
                   Ame
                   Amen
                   Amente
                      Mente
                          Ente
                           En   
                               Te
                                  E   

miércoles, 27 de abril de 2011

Marte

Rápidos rayos rompen
Suben sueños suaves
Lúcida lucha loca
Besa bajo banderas
Mañana mirarás mares
Amando atardeceres ardidos
Perdieron profecías poéticas
Encontraron esencias elementales
Viajando volaron ventanas
Fatales fresas finas
Intimas ilusiones iluminadas
Omnisciente oro oscuro
Ciudades ciegas colmadas
Urgentes urbes urdidas
Nadie nace neutro
Grandes gemidos gravitan
Despertando deliciosas demencias
Juveniles jardines justicieros
Tóxica textura tierna
Hermosa hoja humeante
Quedate quemando quenas 




lunes, 25 de abril de 2011

Mutante

Ese día cuando despertó
ya no era el mismo
de la semana pasada.

La percepción del ambiente
mutaba junto al paradigma
que guiaba terrenal y espiritualmente
el flujo lumínico
con el que podía observar
y comprender
su mundo de la vida cotidiana.

La revolución interna
había estallado
en un estrépito multiforme;
cuando la ternura se sublevó
el raciocinio perdió el control
quedando el poder
en manos de la suavidad,
comprometida en la causa
de luchar por las sonrisas. 

Sus manos ya no eran de carne y hueso,
                                     sino de melodías.
Su mirada fotográfica.
Sus pasos verdades trascendentales
/huellas cargadas de algún futuro/
Cerrando los ojos lograba teletransportarse.
Su respiración un malabar de fuego
desafiando la gravedad. 
El corazón le dejaba de latir nomás,
                                             para comenzar a escribir
                                             una nueva historia.

Sin duda ya no era el mismo
de la anterior normalidad,
el hombre había cambiado
                 convirtiéndose en otra vida
                                          de otra especie.
                                          De ahora en más, él,
                                          existiría hermoso
                                          (eternamente magnifico),
                                                                                   pero eso tampoco
                                                                                   sería nada fácil.

Entonces caminará,
respirando, resonando. 
en búsqueda de ella,
su calma.
Viendo lo humano
                             de ser
                             mutante.




miércoles, 13 de abril de 2011

Noche trastocada.



Él se encontraba en el balcón del departamento, la noche era calma, calurosa y podía apreciar el brillo de las estrellas. Estaba fumando un puro Montecristo que un amigo le había traído desde la Habana; lo guardaba para algún momento especial. Se sirvió mas vino, bebió un ligero trago de la copa y pensó que ya no podía seguir sosteniendo el vacío que sentía en su interior. Terminó el brebaje y al tabaco lo dejó encendido.
Entró al apartamento en busca de otra botella. Fue hasta la bodega. Al entrar recordó el acuerdo al que habían llegado al mudarse por disponer de una habitación como bodega para guardar las bebidas que antes elegirían juntos en el supermercado para después beberlas en reuniones o noches íntimas. Tomó un Estancias de Mendoza reserva 1983; también lo guardaba para algún momento sublime. Luego regresó al balcón a seguir bebiendo y contemplar las maravillosas enanas blancas de la galaxia.
Una hora más tarde se dirigió al baño, abrió la ducha, se desvistió y percató que no tenía toalla. Saliendo del baño miró su rostro en el espejo. De verdad que estaba flaco y pálido, la barba le escondía la sonrisa que hacia meses no veía y sus pupilas eran como dos nubes en plena tormenta.
Cuando entró a la habitación, en busca de un toallón, sintió su perfume, vio su fina silueta dibujada en el colchón y miró en la mesita de luz del lado de ella el portarretratos con la foto del verano pasado en Río de Janeiro, la había tomado un pescador y se veían verdaderamente felices. Tuvo un deja vu. A esta secuencia ya la había vivido una y otra vez desde hacía mas de seis meses, todos los días, a cualquier hora, casi constantemente. De repente empezó a sentir que lo abrazaban, al principio se entusiasmó, pero de inmediato perdió la alegría al percibir que el brazo que parecía contenerlo en realidad lo estaba ahorcando. Los dedos de esa mano le tomaban su nuez de Adán de manera tan fuerte que se quedaba sin respiración. Su reacción fue la de un niño débil e indefenso: un llanto tenaz, desconsolado, como el de alguien a quien le arrebataron el alma sin demora y sin más tiempo que el necesario para emitir un último lamento desgarrador.   
Cuando estuvo en condiciones de mantenerse en pie volvió al baño donde la ducha lo esperaba. Pero su angustia era insostenible, hasta el agua le traía recuerdos, elemento sobrenatural indispensable para la supervivencia. Al salir limpio y fresco se sintió mínimamente mejor; regresó desnudo al balcón con el cabello todavía mojado. El habano lo esperaba apagado en el viejo cenicero de bronce que había sido de su abuelo, pero eso ya no tenia importancia. Lo encendió, hizo tres pitadas y volvió a dejarlo en su lugar. Dirigió su deprimido cuerpo al cuarto, se vistió con ropa cómoda y preparo el bolso como para emprender un largo viaje. Luego fue a la cocina, buscó el kerosene y, con excepción del balcón, lo roció por todo el hogar. Caminó a paso muy lento hasta la puerta, en el trayecto iba haciendo un caminito con el liquido inflamable. Al llegar a la salida, temblando pero sin derramar una gota de sudor, sacó del bolsillo de su Jean un Zippo plateado, lo frotó de una sola vez sobre su muslo derecho y simplemente lo dejo caer -como caería el pétalo de una rosa de acero- para quemar todo lo que le hiciera recordar a su vida anterior. La botella de vino que aun contenía la mitad del líquido había quedado afuera, pero él nunca se enteraría de ello.
Se mantuvo firme, parado bajo el marco de la puerta, observando como todo empezaba arder, la luminosidad del fuego se reflejaba en su piel y en sus ojos, el olor a muerte era intenso, mientras la madera de los muebles empezaba a crujir enfurecida. Rápidamente todo se convertía en llamas. Sin embargo, no pudo quemar ni borrar de su memoria, la dulce mirada de una mujer, que no reconoció, pidiéndole entre lagrimas que no atravesara el rectángulo, suplicándole que no se marchara.
Al salir del edificio caminó hasta la terminal de ómnibus, no sabía donde ir, ni como era su nombre, ni qué había sucedido, ya no recordaba nada, ni la angustia, la mujer, ni las llamas. Tomó el próximo colectivo con destino a La Cumbre, nunca pudo llegar, el hombre nunca despertó, hacía seis meses que había muerto incendiado en su departamento.      







(de la serie "Cuentos de Nueva Córdoba - con toda y sin frivolidad")

jueves, 7 de abril de 2011

Pasos Adentro


Qué será de mi
Cuando despierte
                             Y no sepa
                              Con qué he soñado.

Qué será de ti
Cuando pierdas como un guante
                                         La ternura que te abriga,
                                         La mirada de tu sol.

Qué será de nosotros
Sin la tierra que sostiene
                          Nuestros pasos y huellas,
                                          Camino al horizonte aquel.

Que será de ustedes
Si sus manos están sanas
    Sus caras largas,
                               Fruncidas las esperanzas.

Si no gastamos las suelas
Por cuidar más el envoltorio
Que el ánimo
                      Y el espíritu.

Que será de todos juntos
Si no nos vemos venir
                            Con el latir
                                        De nuestro encanto.

Música que es mañana
Sabiduría que se hace luz
Miedos vencidos por la claridad
Fortaleza de ser / es perseguir un sueño  




A las y los campesinos 






(a modo de epílogo)
Por más que el tirano, el enemigo o las fuerzas que conspiran para oprimirnos intenten separarnos, aunque las distancias sean lejanas, cerradas por alambres y campos secos… siempre habrá una chispa que encienda la llama, una bocanada de entusiasmo, una sonrisa de la luna que nos ilumine bajo el mismo cielo, repleto de estrellas fugaces… recordándonos que no estamos solos… 

sábado, 26 de marzo de 2011

::::::::::::::::::::::Sopla:::::::::::::::::::::::::::::::

Que ganas de no estar
Que ganas de ser
                            Viento
                             Que viene del fuego
                                                    Pausible silbador
                                                    Frenética sutileza
                                                                    De las almas
                                                                    Que caminan
                                                                                         Desposeídas
                                                                                         Rumbo al mañana


Que ganas de no estar
Que ganas de ser
                             Viento
                             Que viene del fuego
                             Meterme por tu ventana
                                                       Destaparte
                                                       Despeinarte
                                                                           El corazón
                                                                           De un soplido
                                                                                                  Y desvanecer


Que ganas de no estar
Que ganas de ser
                             Viento
                             Que viene del fuego
                                                               Y va
                                                                Hacia el mar
                                                                Desparramando semillas
                                                                                          Por el barro
                                                                                          De siete colores
                                                                                                                    Al volar                                                                                       





miércoles, 23 de marzo de 2011

Liviano Lo Pesado

El arpa suena con un trueno
Y a lo lejos
Un rayo diurno cae sobre un limón.
Mientras,
Un gran algarrobo se desprende
De su ínfima semilla.
Granito de invierno,
El rocío moja el pasto
Y el vapor de las nubes
Esconde la cima de la montaña.

Llevás tu mochila,
Pesada de sonrisas y lágrimas,
A paso de elefante.
Caminás como una molécula
Sobre las gotas
Bajo las rocas
                        De lodo aceitunado
Dejá de caer
                      Y saltá!
                       Elevate!!
Como el viento sopla al pez
Que viaja en una burbuja acaramelada.

Suena la campana de cristal.
Crash!!!
Toneladas de hilo pesado como el plomo
Se desprenden por el cielo
                                           Infinita bóveda de peluche metálico
                                           Cae sobre nosotros.

Niña ojos de oro
Mejor ponte el gamulán,
Pues hace mucho color.
Las flores cansadas
Y rendidas
 Se hacen humo,
                          luego cenizas.
Al subir la noche,
Con tigo o sin ti,
Dormiré en el papel,
Y despertaré envuelto
En el vuelo de una pluma.


                                          

lunes, 21 de marzo de 2011

21 de marzo

Otoño 
feliz
aroma
equinoccio
crujiente
dorado
la noche se vuelve
cada vez más larga
cayendo 
en las brasas 
de un tibio sol 
entre caminos 
narices resfriadas
juegan entre ellas
nadie le teme
al frio. 


Agüita de Amaicha

Amaicha del Valle es un pueblo del interior de la provincia de  Tucumán que forma parte del circuito de los valles Calchaquíes. El nombre del lugar es originario de la ya casi desaparecida lengua Kakan y proviene de un antiguo modismo: “amaicharse”, cuyo significado es juntarse o encontrarse. Allí, donde las almas se juntan o se encuentran, el clima es muy caluroso y no llueve prácticamente nunca, “360 días de sol” dice un cartel ubicado en la plaza principal.
Sus ancestrales habitantes tienen diferentes figuras totémicas a las cuales adoran. Pero hay una que es especial para ellos por su fundamental característica. Ésta, es propia de la herencia de su cultura Diaguita-Calchaquí, la llaman el Suplicante, pues representa a una persona que mira hacia arriba, suplicándoles a los Dioses por agua.  Por eso cuando el cielo riega al pueblo, su gente, con una grandísima alegría, sale de sus casas a darle las gracias al Suplicante y a Pachamama.
Yo los vi hacerlo una noche de enero, noté la felicidad de sus rostros por como le brillaban los ojitos, abriendo los brazos, bailando a saltitos, contemplando a la nube gris. La lluvia no duro más de 30 minutos. Sin embargo a ellos les fue mas que suficiente para sentir la bendición de los señores del cielo y de la tierra, para unirse en poco tiempo, agradecidos, dejando de lado todas las diferencias y estructuras, reivindicando con el cuerpo y las entrañas el amor a la naturaleza, a la cual pertenecemos, de la que somos una parte.
En tal grata ocasión estábamos, envueltas en la mágica historia, todas las personas que sentíamos las calurosas gotas de noroeste deslizarse por nuestra cara y nuestro pecho, sin ningún prejuicio, en total armonía universal.